13 Productos Naturales Fundamentales en tu Alimentación

Portada artículos 13 productos naturales importantes en la alimentación

Un producto natural es aquel que es obtenido directamente de la naturaleza y se encuentra en su forma original, sin procesar o con un procesamiento mínimo que no implique la adición de sustancias químicas o la alteración significativa de sus componentes.

Es importante que tomes en cuenta este tipo de productos para tu alimentación, ya que ayudan a fortalecer tu sistema inmune, te aportan nutrientes fundamentales y te brindan la energía necesaria para el óptimo funcionamiento de tu cuerpo.

Por esta razón, como distribuidor de productos al mayoreo naturista te compartimos 13 nutrientes indispensables que se encuentran en diferentes tipos de alimentos naturales para que los consideres en tu tienda si deseas promover una nutrición saludable.

1. Prebióticos

Frutas y semillas que contienen prebióticos

Los prebióticos son fundamentalmente fibras no digeribles, carbohidratos y compuestos similares que encuentras en ciertos alimentos, como frutas, verduras y granos enteros.

Estos nutrientes pasan intactos a través del tracto gastrointestinal hasta llegar al colon y ayudan a que las bacterias beneficiosas crezcan y se mantengan saludables en tu sistema digestivo.

Estos productos naturales mejoran tu salud intestinal, fortalecen el sistema inmunológico, facilita la absorción de nutrientes y ayudan en la digestión.

Por ejemplo, una fuente útil de prebióticos es el capomo. Se trata de una semilla que se obtiene del Árbol Ramón que cada 100 g de este producto natural contiene de 9 a 18 g de fibra no digerible que actúa como prebiótico y promueve una digestión saludable.

2. Probióticos

Fuentes de probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que mejoran la microbiota normal del organismo.

Las bacterias beneficiosas presentes en tu intestino, conocidas como flora bacteriana, son vitales para diversas funciones en tu organismo.

Estas funciones incluyen la producción de neurotransmisores que benefician tu estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina, el fortalecimiento del sistema inmunológico y la metabolización de nutrientes como las grasas.

Este tipo de productos naturales contribuyen a mejorar tu digestión y previene las enfermedades crónicas como la colitis ulcerosa. Las fuentes naturales más conocidas de probióticos son el yogur y el kéfir.

Entre algunas cepas bacterianas importantes se encuentran el Lactobacillus acidophilus y el Bifidobacterium bifidum que son cepas que promueven la digestión de la lactosa en personas con intolerancia.

Por otra parte, está el Lactobacillus rhamnosus que es conocido por su influencia positiva en las infecciones urinarias y candidiasis vaginal.

Tu elección de probióticos debe estar en armonía con tu dieta y objetivos personales.

Es decir, quienes siguen una dieta rica en verduras crudas pueden necesitar probióticos con un amplio espectro de cepas bacterianas para respaldar la digestión de la fibra.

Por otro lado, aquellos con una dieta más carnívora pueden requerir enzimas digestivas específicas para proteínas.

3. Omega 3

Pescado y otros alimentos que contienen Omega-3

El Omega-3 es un grupo de ácidos grasos esenciales para el funcionamiento saludable del cuerpo. La razón por la cual se les llama esenciales es porque nuestro organismo no tiene la capacidad de producirlos por sí mismo, por lo que dependemos de obtenerlos a través de nuestra alimentación.

Este nutriente ayuda a reducir los niveles de triglicéridos, disminuir la presión arterial y prevenir la formación de coágulos sanguíneos, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Además, de acuerdo al Departamento de Gastroenterología de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo, el Omega-3 mejora la función cognitiva y reduce el riesgo de trastornos neurológicos. También es esencial para la salud de los ojos y disminuye el riesgo de enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Puedes obtener Omega-3 de los siguientes alimentos:

  • Pescados grasos como el salmón, el arenque, la caballa y el atún
  • Aceite de pescado
  • Semillas de chía y lino
  • Nueces y aceite de nuez
  • Aceite de linaza

4. Antioxidantes

Capomo

Los antioxidantes son sustancias que protegen tus células y te ayudan a mantenerte saludable.

Esto es importante porque tu cuerpo produce algunas moléculas inestables llamadas “radicales libres”, que pueden dañar las células y causar problemas de salud.

Los antioxidantes actúan como un escudo para combatir este daño y mantenerte en buen estado.

Además, contribuyen a que tengas un sistema inmunológico más fuerte, reducen el riesgo de enfermedades cardíacas al proteger tus arterias y mejoran la salud de tu corazón.

Por si fuera poco, mantienen tu piel más sana y reducen los signos de envejecimiento.

Entre los antioxidantes más importantes están los alfa lipoicos, los polifenoles, los beta carotenos, la luteína, el selenio y el licopeno.

Los antioxidantes puedes obtenerlos por medio de suplementos alimenticios, pero también existen fuentes naturales como lo son el capomo, frutas y verduras, té verde, chocolate negro, especias, legumbres, pescado y aceite de oliva.

En específico, el capomo es un producto natural rico en antioxidantes que promueven la protección de las células.

5. Triptófano

Avena, aguacate y otras fuentes de triptófano

El triptófano es un aminoácido esencial que desempeña un papel vital en el cuerpo humano. Se considera esencial porque el organismo no puede sintetizarlo por sí mismo y por ello, debe obtenerse a través de la dieta.

Este aminoácido es una fuente directa de serotonina, un neurotransmisor que regula tu estado de ánimo, el sueño y la sensación de bienestar.

Además, puede contribuir al crecimiento, a la reparación de tejidos y al funcionamiento adecuado del sistema inmunológico.

Las fuentes naturales más conocidas de triptófano son la carne magra, el pavo, el pollo, el pescado, los productos lácteos, los huevos, las nueces y las legumbres.

En este contexto, el capomo particularmente es una fuente muy importante de este aminoácido por la gran cantidad que aporta.

6. Proteínas

Huevos, lácteos y carnes magras

Las proteínas vienen siendo como los bloques de construcción de tus células y también hacen muchos trabajos importantes. Ayudan a reparar y mantener tus tejidos, controlan las enzimas y hormonas y fortalecen tu sistema inmunológico.

Además, las proteínas son una parte imprescindible de una dieta saludable y se encuentran en alimentos como:

  • Carnes magras: pollo, pavo, res y cerdo.
  • Pescado: salmón, atún, trucha, sardinas y otros pescados son ricos en proteínas.
  • Huevos: son una excelente fuente de proteínas de alta calidad.
  • Productos lácteos: la leche, el yogur y el queso también contienen proteínas, especialmente caseína y suero.
  • Legumbres: las lentejas, los garbanzos, los frijoles y los guisantes son buenas fuentes de proteínas vegetales.
  • Frutos secos y semillas: las almendras, la nueces, la chía, las semillas de girasol son alimentos ricos en proteínas.
  • Semilla de capomo: este nutriente contiene entre 11 y 13% de proteína, un mayor porcentaje que otras fuentes como la cebada y el maíz.

7. Colágeno

Alimentos naturales ricos en colágeno

Un dato muy interesante que te hará notar la importancia del colágeno es que una proteína de cada cuatro en el cuerpo humano es colágeno. Además ¿sabías que es uno de los principales componentes en los huesos?

El colágeno es una proteína fundamental que se encuentra en nuestro cuerpo, formando parte de nuestros huesos, piel, tendones y cartílagos. Este nutriente viene siendo como el pegamento que mantiene unido nuestro cuerpo.

El consumo de colágeno tiene un beneficio muy notable que es su efecto en la salud de la piel. Ayuda a mantenerla firme, elástica y con un aspecto juvenil.

Este producto natural es esencial para la salud de las articulaciones, ya que proporciona una especie de amortiguación entre los huesos, lo que ayuda a prevenir el desgaste y el dolor. Además, el colágeno contribuye al crecimiento del cabello y las uñas fuertes.

Puedes obtener colágeno de forma natural a través de tu dieta. Algunos alimentos que contienen colágeno incluyen carnes magras, pescado, huevos, lácteos y alimentos ricos en proteínas.

También es útil consumir alimentos que estimulen la producción de colágeno en el cuerpo, como frutas y verduras ricas en vitamina C.

8. Vitaminas

Semillas de capomo

Las vitaminas son compuestos orgánicos necesarios para el funcionamiento adecuado del cuerpo.

Son esenciales para una amplia variedad de procesos biológicos, incluyendo el crecimiento, la función celular, el metabolismo y el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable.

Existen varias vitaminas con diferentes funciones y beneficios para tu salud. Algunos ejemplos incluyen:

  • Vitamina C: refuerza el sistema inmunológico, promueve la cicatrización de heridas y actúa como antioxidante. Las mejores fuentes naturales son las naranjas, los limones, las fresas, los kiwis y los pimientos.
  • Vitamina D: es esencial para tu salud ósea, ya que ayuda a absorber el calcio y el fósforo. El salmón, el atún, los huevos y la exposición al sol son las mejores fuentes de vitamina D.
  • Vitamina A: es importante para la salud de la visión y ayuda a tu cuerpo a combatir infecciones. También es fundamental para el mantenimiento de la piel saludable. Las fuentes naturales más conocidas son las zanahorias, las papas y las espinacas
  • Vitamina complejo B: incluye varias vitaminas (B1, B2, B3, B6, B12, entre otras) que son indispensables para la producción de energía y el metabolismo de los nutrientes. Por ejemplo, las carnes magras y el pescado son fuentes de complejo B.

Es importante destacar que la semilla de capomo contiene altos niveles de vitamina A, B, C y E, lo que lo convierte en un nutritivo producto natural.

9. Minerales

Frutas ricas en minerales

Los minerales son sustancias naturales que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para funcionar de manera adecuada.

Estos productos desempeñan un papel importante en la salud de tus huesos y de tus dientes, actúan como antioxidantes y contribuyen con la producción de glóbulos rojos.

Obtener minerales a través de alimentos y suplementos es esencial para mantener un cuerpo sano como por ejemplo, el cloruro de sodio o el magnesio.

Los lácteos, las almendras, el brócoli y las sardinas enlatadas son excelentes fuentes de calcio. Por otra parte, los plátanos y las espinacas contienen potasio.

Otra gran fuente de minerales es el capomo que contiene potasio, calcio, hierro y zinc.

10. Aminoácidos

Fuentes de aminoácidos

Los aminoácidos son los bloques de construcción fundamentales de las proteínas, que son esenciales para el funcionamiento del cuerpo.

Dichos productos naturales son cruciales para el crecimiento y la reparación de músculos, piel, cabello y otros tejidos.

Además, facilitan la digestión y el metabolismo y participan en la producción de hormonas que regulan una variedad de funciones corporales.

Existen dos tipos principales de aminoácidos: esenciales y no esenciales. Los primeros son aquellos que nuestro cuerpo no puede producir, por lo que deben ser obtenidos a través de nuestra dieta.

En contraste, los aminoácidos no esenciales son aquellos que nuestro cuerpo puede producir por sí mismo, por lo que no es necesario obtenerlos directamente de los alimentos.

Las mejores fuentes naturales de aminoácidos se encuentran en nutrientes ricos en proteínas como carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres, nueces y semillas.

Algunos aminoácidos importantes son la valina, la leucina y la isoleucina que conforman la cadena de aminoácidos ramificados, estos son compuestos fundamentales en la construcción de proteínas y en la producción de energía en nuestros músculos.

Este grupo de nutrientes es clave, entre otras cosas, para la síntesis de proteínas y la recuperación muscular en las personas. También proporcionan energía adicional durante el ejercicio prolongado, reduciendo la fatiga y por último, resultan clave para la reparación de las heridas.

11. Fenoles

Fenoles

Los fenoles son productos naturales conocidos por sus potentes propiedades antioxidantes, lo que significa que pueden ayudar a proteger el cuerpo contra el daño causado por moléculas inestables llamadas radicales libres.

Además, pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer.

También pueden tener propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, lo que puede ser beneficioso para la salud del sistema inmunológico y digestivo.

Los fenoles se pueden encontrar en una variedad de alimentos, incluyendo frutas, verduras, granos enteros, té, café y chocolate. Sin embargo, específicamente el capomo es un alimento natural rico de este compuesto.

12. Enzimas digestivas

Alimentos ricos en enzimas digestivas

Las enzimas digestivas son catalizadores biológicos esenciales producidos en el cuerpo para descomponer los alimentos en moléculas más pequeñas.

Estas moléculas más pequeñas son absorbidas más fácilmente por el cuerpo, facilitando así la obtención de nutrientes esenciales.

Otras razones por las cuales es importante el consumo de enzimas digestivas es que facilitan la descomposición de carbohidratos, ayudan en la digestión de la lactosa y descomponen las proteínas.

Las enzimas digestivas se pueden encontrar de forma natural en una variedad de alimentos. como el mango, la miel, el aguacate, la piña, la papaya, los plátanos, el kéfir y el kiwi.

Además, estos productos naturales se pueden comercializar en una tienda naturista, tal es el caso de la lactasa que mejora la digestión en personas intolerantes a la lactosa.

Otra enzima que puedes conseguir disponible en fármacos es la lipasa que contribuye a la pérdida de peso, ya que ayudan a digerir las grasas del cuerpo.

Por otra parte, la betaína, la bromelina y las enzimas pancreáticas que son ideales para la descomposición de azúcares, almidones y grasas.

13. Creatina

Creatina

La creatina es una sustancia natural que se encuentra en ciertos alimentos y que el cuerpo puede producir en el hígado, los riñones y el páncreas.

Es un compuesto que se almacena en los músculos y se utiliza como fuente de energía durante ejercicios explosivos y de alta intensidad.

La creatina es un excelente producto natural, ya que una dieta basada en este compuesto mejora el rendimiento físico durante actividades de alta intensidad y puede ayudar a aumentar tu masa muscular si lo combinas con entrenamientos de fuerza.

Los productos naturales más ricos en creatina son la carne roja, el pescado y el pollo. Sin embargo, también hay muchos suplementos en el mercado que la contienen.

Ten una dieta basada en estos productos naturales y goza de buena salud

Estos alimentos te proporcionan una amplia gama de nutrientes esenciales, vitaminas, minerales y antioxidantes que respaldan el funcionamiento óptimo del cuerpo. Además, su origen natural los hace libres de aditivos químicos.

Ahora que ya sabes cuáles son los productos naturales más destacados, esperamos que puedas incluirlos en tu dieta. Igualmente, te recomendamos visitar nuestra tienda online donde encontrarás artículos fabricados con capomo para que goces de sus beneficios.

Carrito de compra
Scroll to Top